Tips y consejos

El Tahini es una pastita deliciosa que se utiliza para agregar a diversas preparaciones culinaria, según sea la creatividad del cocinero.

Tahini casero

Su uso más común para nosotros los de Chile es aplicarlo cuando hacemos humus, le da un sabor especial a las verduras y además es muy nutritivo para quienes no comemos carne.

También se puede usar para untar el pan, unas tostaditas de pan amasado con esta pastita es delicioso…

Entonces vamos a la receta:

200 gr de semillas de Sésamo sin tostar o tostadas, a mi me gusta tostarlas en el momento para preparar la pasta.

60 ml de aceite de oliva extra virgen

Primero tuesta las semillas en una sartén caliente sin aceite, se dejas unos segundos y ya estarán tostadas. Mínimo deben ser 200 gr porque menor cantidad es difícil que se muelan. Luego ponerlas en la juguera y moler, poco a poco ir agregando el aceite de oliva hasta que resulte una mezcla suave y firme, tal vez te sobre o falte aceite, depende de cuan secas estén las semillas, es por eso que es importante agregar de a poco el aceite. Si no tienes licuadora, puedes moler pacientemente las semillas en un mortero y hacer la misma operación, queda igual de delicioso.

Le puedes agregar una pizca de sal, yo la hago sin sal para usarla en otras preparaciones, y dura más tiempo en la heladera, también puedes hacer una cantidad y congelar porcionado e ir consumiendo. Con estas cantidades de la receta, puedes llenar un frasquito de 100 ml, como el de la foto.

Textura del tahini

Espero te sirvan estos consejos para hacer esta receta, buen provecho!!!