Métodos basicos

Es importante que tengas nociones básicas para realizar algunas técnicas al momento de hacer tus propios cosméticos. Aquí te doy algunas pautas, consejos y tips a la hora de ponerte manos a la obra.

Lo primero es utilizar ingredientes frescos, bien conservados, las plantas, frutas, semillas, cortezas etc, deben ser de buena calidad, sin machucones o partes en mal estado, selecciona todos los ingredientes y asegúrate que estén en excelentes condiciones, lavalos bien y deja secar ojalá en un lugar libre de polvo.

Debes medir los ingredientes tal como dicen las recetas, poco a poco al dominar la técnica, podrás ir alterando o cambiando algunos ingredientes e incluso hacer tus propias recetas.

Estudia los ingredientes, interiorizate del uso de las plantas y hierbas, a medida que aprendas acerca de ellos será cada vez más sencillo mezclar y hacer.

Los aceites esenciales se deben utilizar diluidos en un aceite vehicular, que por lo general serán neutros, sin aroma para que no intervengan en el resultado final, los más utilizados son de almendras, jojoba, semilla de uva. Al aplicar el aceite esencial debes hecharlo en el centro del aceite vehicular y luego agitar para que se mezclen muy bien.


La higiene en los utensilios que usas para hacer las preparaciones es fundamental, de ello depende la duración del producto. Estos utensilios deben ser sólo para este fin, cada vez que los utilices debes lavalos bien, secarlos y limpiarlos con alcohol para sacar cualquier residuo que perjudique la receta. Guardarlos bien limpios y en un lugar libre de polvo. Utiliza guantes y mascarilla, delantal blanco y recoge tu pelo ojalá con una malla, con estos cuidados aseguras una buena higiene.

Para derretir ceras y mantecas debes hacerlo a baño maría. En una olla pon a calentar agua, coloca un recipiente dentro sin que toque el agua, para ello usa un recipiente con asas a los costados de manera que éste no penetre hasta el fondo de la olla que contiene el agua. Una vez caliente ésta, introduce el ingrediente graso dentro del recipiente vacío , este puede ser de vidrio, enlozado o metal, lo importante es que el agua no hierba y poco a poco se derrita la cera o manteca. Para que el agua no hierva agrega pequeñas cantidades de agua fría de esta forma se mantiene el calor controlado y el vapor hace que se funda el ingrediente graso. Este proceso es lento pero asegura un buen resultado ya que la temperatura no debe subir a 70 °.

Existen múltiples detalles que cuidar para que el resultado sea de calidad, estos son algunos fundamentales que no puedes pasar por alto. ¡Hasta la próxima!