Estamos acostumbradas a relacionar “cosméticos caros con efectividad”, eso es lo que nos ha hecho creer la publicidad.

Durante 19 años me he dedicado a elaborar cosméticos a base de plantas, pétalos, cortezas, frutos etc obtenidos directamente de la naturaleza y puedo asegurarles que mientras menos químicos tengan son más efectivos. Es por ello que me ha surgido la inquietud de compartir con uds el camino que he recorrido y que me ha llevado a elaborar mi línea de biocosmética Arte Vivo.

Por dónde partir

  1. Conservación,
  2. Técnicas básicas
  3. Ingredientes.

La manipulación de las preparaciones y cómo guardarlas, es de vital importancia, ya que de ello depende su efectividad si no se toman las correctas medidas de higiene, pueden causar daños a la piel.

Se recomiendan los frascos de vidrio o de plástico que cierren bien. Hay que evitar el oxígeno y la luz solar, los preparados recién hechos deben ser guardados en un lugar fresco y/o en el refrigerador, según el contenido de estos.

Conservantes naturales

Aceites esenciales: En general todos funcionan como conservantes, árbol del té, tomillo y eucalipto son los más recomendados, estos hacen que la preparación dure más tiempo sin hecharse a perder.

Ácidos: Jugo de limón y vinagre.

Alcoholes: Vodka es ideal porque tiene poca fragancia y su grado alcohólico es alto, lo cual ayuda a la conservación. Coñac, aguardiente ( destilado) también resultan efectivo.

En el próximo artículo seguiré desarrollando esta temática para que puedas partir haciendo tus propios productos, es la única manera de saber exactamente lo que estás usando en tu cuerpo y en los de tu familia. La idea es que sean libres de químicos tóxicos, que a la larga enferman.

Cualquier pregunta no dudes en escribirme y si te gustó dale un 👍 para que más personas se beneficien de este contenido. ¡Hasta la próxima! 🦋🥀